Info













Nueva Sede Corporativa Banco Popular y Edificio Servicios. c/ Luca de Tena. Madrid

 

 

Concurso restingido. Primer premio

UBICACIÓN
C/ Luca de Tena, MADRID. 2009-En construcción

AUTORES DEL PROYECTO
Gerardo Ayala Hernández
Mateo Ayala Calvo
Marcos Ayala Calvo

COLABORADORES
Mª Concepción Calvo Campos, Ingrid Halbach, Fabio Fuentes Abascal, Leticia Roqués Gómez, Sergio Jiménez González, Mª Carmen Pozo Saavedra, Ricardo Santos Barbero, Javier Prats Bonet, Juan Ayala Calvo, Emilio Rodríguez González, Andrés Olivares Narváez, Ana Paula Rodríguez Cabañas, Almudena Rodríguez Cózar, Alejandro Rodríguez Fraga, Vanessa Poncio Castro

ESTRUCTURA
MC2. Julio Martínez Calzón

IMPLANTACIÓN OFICINAS
Arquitectos Ayala

PAISAJISMO
Antonio Cantero & María Iza

ILUMINACIÓN
Arkilum. Ignacio Valero

FACHADA
Enar. Jesús Cerezo

ACÚSTICA
Arquifón. Santiago Valero

MAQUETAS
Roberto Guldris

FOTOGRAFÍAS
Miguel de Guzman

PROMOTOR
Grupo Banco Popular

SUPERFICIE
114.000 m2 = 62.000 S/R + 52.000 B/R

FECHA CONCURSO
2009

FECHA PROYECTO
2014

FECHA OBRA
En construcción

 

MEMORIA

Dos años después de comenzar con el proyecto para el nuevo edificio en la calle Abelias (fase I), se nos encargó el desarrollo de una propuesta que se acomodase a una situación económica distinta, para acometer el edificio de la Calle Luca de Tena.

El programa de oficinas de 40.000m2 debía ser además la sede representativa del banco y contener los espacios dedicados a presidencia y consejo administrativo. La crisis económica mundial, hacia necesario una reflexión sobre la optimización de los recursos y la repercusión del costo del m2 de oficina por empleado.

Es claro que la manera más eficaz de reducir el costo del edificio, es aumentar los metros de la planta de oficinas que se separan de la luz del perímetro. Menos fachada por metro cuadrado es más barato.

Saber hasta dónde se puede estirar este razonamiento, es la base del proyecto.

Se repensó el proyecto utilizando los recursos tipológicos conocidos de un edificio de oficinas, pero se entendió desde un principio la necesidad de reconocer la imagen, ya en construcción, de la primera fase en esta segunda, y así se incorporó a este razonamiento el esquema de módulos sobre un basamento, rematados por una planta común.

Partiendo de un paralelepípedo de máxima eficacia, una serie de patios se hacen necesarios para iluminar las zonas interiores. Estos se abren a fachada, llegando al planteamiento de cuatro bloques separados por patios.

En estos módulos, de dimensiones 39.00 x 49.10 m, el sistema estructural se plantea con unas luces libres de 10.40m y 7.80 m, sin necesidad de utilizar soluciones postesadas. En el centro de cada uno de estos módulos, se dispone un núcleo de estructural y de comunicaciones. El forjado de cada planta se apoya entonces en una familia de soportes perimetrales y en el propio núcleo estructural.

Los cuatro módulos de oficinas, están conectados entre ellos, por medio de escaleras y pasarelas “aéreas” que colonizan estos patios.

Sobre esta trama dos de los bloques se “desplazan”, permitiendo la singularización de cada uno de ellos. El desplazamiento del bloque situado en el extremo norte del edificio, crea un gran espacio de entrada a modo de plaza donde se dará la bienvenida a los trabajadores y visitantes del edificio y que funcionara como foco social y lugar de encuentro. A esta gran plaza se liga el Salón de Actos, centro neurálgico de la actividad pública del edificio. Por otro lado, el desplazamiento de otro de los módulos en el eje vertical, permite la aparición de voladizos que nos trasladan directamente a la imagen del edificio de Abelias.

 

PUBLICACIONES

‘Arquitectos Ayala. Arquitectura 2000-2012’
Edita General de Ediciones de Arquitectura. Biblioteca TC.   p. 186